Programación a medida

Planificación

El software debe cubrir todas y cada una de las necesidades del cliente. Es por ello que ponemos especial énfasis en la fase de toma de requisitos, en la que conocemos la problemática del cliente y los pilares de su empresa cuya productividad desea mejorar. A partir de ese momento, comenzamos a trabajar para planificar las distintas fases y módulos de la aplicación.

Implementación modular

Una vez que se conocen las necesidades del cliente, comienza la fase de implementación. En esta fase empieza la programación de lo que acabará siendo la aplicación. Nuestro modelo de programación permite la creación de soluciones modulares, lo que garantiza que un fallo no afecte a toda la aplicación, dotando de mayor robustez y fiabilidad a nuestro software.

Pruebas y despliegue

Una vez que la aplicación se acerca a sus fases finales de desarrollo comenzamos la fase de “testing”. A partir de este momento, comienzan a probarse los distintos módulos del programa internamente y se libera una primera versión experimental para el cliente. Será entonces cuando se ponga a prueba el programa y comiencen a corregirse los errores que puedan surgir.

Mantenimiento

Es realmente importante que la aplicación siga siendo fiable durante todo su ciclo de vida, por lo que no podemos olvidarnos de ella una vez se haya entregado al cliente. En la fase de mantenimiento, se seguirán solucionando pequeños errores que puedan localizarse, así como añadiendo mejoras al software que potencien su rendimiento y su fiabilidad.