Blog

Cómo elegir la mejor impresora para la vuelta al cole

En una vuelta al cole marcada por la pandemia de COVID-19, el retorno a las aulas de forma semipresencial parece inevitable. Hemos visto cuáles eran los mejores ordenadores para afrontar estos nuevos retos, pero los apuntes en papel siguen siendo una parte esencial del mundo educativo. Con esto en mente, llega la hora de elegir una impresora.

Impresora láser, una inversión a largo plazo

Las impresoras láser cuentan con un buen historial en el mundo empresarial. Sin embargo, están asociadas a altos costes y la necesidad de un mantenimiento constante. La realidad es que la impresión láser es más rápida y eficiente, y el coste de los equipos ha disminuido significativamente en los últimos años.

Las impresoras láser tardan algo más en realizar la primera impresión debido a la necesidad de generar calor, pero suelen ser el doble de rápidas de media que las impresoras de inyección de tinta de gama de entrada y similares a las de gama alta. Además, los alimentadores de papel suelen ser de mayor capacidad, por lo que nos olvidaremos de tener que poner papel regularmente.

Las impresoras multifunción láser suelen contar con alimentadores específicos para la función de copia, por lo que permiten la copia y escaneado de grandes volúmenes de documentos en tiempos muy cortos. En cuanto a coste, sí es cierto que es superior al de las impresoras de inyección de tinta, pero una impresora láser de gama baja poco tiene que envidiar a una impresora de tinta de gama alta.

La diferencia real llega con los consumibles. El precio de los tóneres es algo mayor al de los cartuchos, pero su duración real es entre tres y seis veces superior (dependiendo del modelo) al de la tinta. Esta diferencia hace que el coste por copia (coste del tóner/nº de impresiones + coste del papel) sea muy inferior al que tendríamos en el modelo de inyección de tinta. Por esto, decimos que se trata de una inversión a largo plazo.

Impresora de tinta, pensada para usuarios ocasionales

Las impresoras de inyección de tinta destacan por su bajo precio, teniendo los consumibles un coste mayor en relación precio/impresiones. También, sobresalen por la facilidad de la instalación y el cambio de consumibles, con los que suele estar más familiarizado el usuario.

La primera impresión suele ser más rápida, ya que no necesitan tanto calor para funcionar y el componente mecánico es más sencillo. Por lo tanto, nos compensa la falta de velocidad media si vamos a imprimir un número reducido de copias de un documento.

HP OfficeJet Pro 8210, una de las impresoras de tinta más populares de HP
HP OfficeJet Pro 8210

Actualmente, también existen impresoras de inyección de tinta con grandes alimentadores de papel que las sitúan al nivel de las impresoras láser, pero el precio se incrementa ligeramente. En cuanto a consumibles, como decíamos, siguen siendo la asignatura pendiente de este modelo de impresión debido a su elevado coste. Además, las impresoras de tinta suelen tener componentes difícilmente reemplazables, por lo que su durabilidad en el tiempo es limitada.

¿Qué impresora elijo?

En este artículo, el enfoque es el segmento educativo, por lo que podemos dividir las impresoras en dos categorías en función del uso que se les vaya a dar.

  • Impresora láser. Pensadas para imprimir una gran cantidad de apuntes y realizar numerosas copias. El desembolso inicial es alto, pero se compensa con el precio de los consumibles y la durabilidad de los equipos.
  • Impresora de tinta. Pensadas para imprimir de forma ocasional. El desembolso inicial es bajo, pero el precio de los consumibles es elevado.

Si todavía tienes dudas, en Asesoría Informática Saudinós estaremos encantados de resolverlas. Contacta con nosotros, coméntanos tus necesidades y, tras estudiar tu caso, te enviaremos un presupuesto con la impresora que mejor se adapte a tus requisitos.