Blog

El componente informático que destruye la productividad de los trabajadores

Preparación de un portátil para sustituir el disco duro por un SSD

Los ordenadores son una parte fundamental dentro de los procesos de una empresa. Lo primero que hacen muchos empleados al llegar a la oficina es encender su equipo. Según Microsoft, esta acción con Windows 10 no debería superar los 15 segundos… La realidad, sin embargo, es que se pueden perder entre 2 y 5 minutos de productividad en los que, simplemente, miramos la pantalla.

¿La razón? Estos 15 segundos tiene algo de «letra pequeña», y es que se dan cuando el equipo cuenta con el hardware adecuado. Concretamente, esto solo ocurre cuando el equipo cuenta con una unidad de almacenamiento sólido, también conocida como SSD. Este tipo de hardware puede llegar a ser 10 veces más rápido que un disco duro mecánico.

Introducir un SSD en los equipos aumenta la productividad hasta 10 veces

Un disco duro mecánico es similar a un disco de vinilo. Cuando el ordenador necesita un dato, los platos del disco duro giran y la cabeza lectora comienza a leerlos. A medida que avanza la informática, Windows y los programas instalados utilizan una mayor cantidad de datos y, por lo tanto, el disco duro necesita realizar más operaciones para leer esta información.

Las unidades SSD, sin embargo, no emplean componentes mecánicos. La información se almacena en celdas de memoria flash y un controlador de memoria se encarga de transmitir la información. Este proceso se realiza de forma completamente electrónica, por lo que es muchísimo más rápido. Veamos una tabla comparativa de tiempos con los procesos habituales de una oficina.

Diferencias entre los componentes de un HDD y un SSD, que pueden modificar sustancialmente la productividad de un trabajador
 Unidad de estado sólido SSDDisco duro mecánico
Arrancar un equipo con Windows 1030 seg – 1 min2 min – 5 min
Abrir Word o Excel2 seg – 10 seg30 seg – 2 min
Abrir Chrome1 seg – 5 seg30 seg – 1 min
Abrir Photoshop10 seg – 20 seg1 min – 3 min

Estas medidas son una media que depende de los demás componentes del equipo informático. En el caso de los discos duros mecánicos, la disparidad es mayor debido a que la velocidad de rotación es distinta en ordenadores de escritorio y portátiles. Sin embargo, las unidades SSD proporcionan la misma velocidad en todos los equipos.

Además, en equipos portátiles, sobre todo, las unidades SSD son menos propensas a errores al no contener partes móviles que se puedan dañar durante el movimiento del dispositivo. El reemplazo, tanto en equipos portátiles como de escritorio, suele ser bastante sencillo y no se pierden datos gracias al proceso de clonado, que copia los datos del disco duro antiguo a la nueva unidad SSD.

El correcto mantenimiento informático sigue siendo necesario

Reemplazar los discos duros mecánicos por unidades SSD puede evitar que los trabajadores lleguen a permanecer hasta 30 minutos esperando al ordenador cada día. En otras palabras, cada trabajador recuperaría algo más de una jornada laboral completa al mes. Como vemos, se trata de una mejora de la productividad realmente importante.

SSD NVMe MP510 de Corsair en una placa Gigabyte

Por supuesto, este cambio solo será efectivo a largo plazo si se combina con un correcto mantenimiento informático. Las amenazas de malware, programas de inicio, software no deseado y la suciedad siguen siendo grandes problemas a la hora de mantener el rendimiento del equipo. Por lo tanto, tendremos que seguir pendientes de analizar y optimizar el funcionamiento del equipo en otros aspectos.

En Asesoría Informática Saudinós nos encargamos de analizar los puntos débiles que afecten a la productividad de su empresa y proporcionar un mantenimiento informático que haga posible que los equipos funcionen como el primer día, ¿te ayudamos?